• Amaro

Zagheny Wong

Este es un post muy especial

Zagheny es una de mis mejores amigas. La conozco desde comienzos del 2009, en una de esas situaciones raras en que estás en una ciudad nueva sin conocer a nadie, y de pronto se te ocurre postear en Facebook: “¿alguien conozco a alguien en #Madrid?”. Y una amiga etiqueta a esta Señorita oriental de gran porte y nombre exótico: Zagheny, le escribes y te dice : "estoy en el aeropuerto de Lima, llego en 14 horas, si quieres te quedas en mi casa, fresh". Por absurdo que parezca, justo esa noche te roban la billetera en la gran vía y te quedas en una ciudad enorme con más o menos 7 euros en el bolsillo.


Sales de tu hotel, menos mal ya pagado, y llegas a la casa de esta chica que no conoces, y te das cuenta que vive básicamente en el tercer piso de la tienda de #Chanel, así sin conocerla, sabía que nos llevaríamos muy bien. Luego entras a su casa y dice: "he hecho arroz con pollo, es de sobre, pero me sale bien rico” y te das cuenta que serán amigos por el resto de la vida.



Alvaro es español y es representante de marcas de Moda para America del sur, y Zag se encarga de la selección de productos de una de las tiendas por departamentos mas importantes, así que entre muestras y reuniones, este guapo joven sevillano le hecho el ojo a mi amiga chinita, la cual jamas pasa desapercibida.


Fui uno de los primeros en enterarse sobre el compromiso y la boda , y lo primero que entra en mi cabeza es "Amaro no seas metiche, Amaro no seas metiche” porque si lo soy, ya se... y luego te dice “creo que nos vamos a casar en Cusco”, ciudad que conozco muy bien. El "No seas metiche" se estaba volviendo un mantra. Pero como no puedo con mi genio, los acompañé a visitar las locaciones. Esa misma tarde hicimos la distribución de toda la boda.

Le entrego el plano y le digo: “Amiga chinita, por favor, cuando vayas de viaje, aprovecha y pruébate muchos vestidos de novia, lo mejor es que te compres tu vestido en Sevilla o Madrid” lo cual intentó hacer. Hasta que llegó el detalle que nadie se esperaba ,me convertiría en tío, obvio que llore, y para la fecha de la boda, mi amiga Chinita iba a estar embarazada de casi cinco meses. Así que necesitábamos un vestido que si adapte a las necesidades. Sin mucho más, me dijo “Amigo, me harás el vestido, pues”. Sin mostrar la felicidad que inundaba le dije "Si, bravazo, cuando empezamos”


El vestido es en crepe, tiene una falda amplia, muy amplia, mangas de gasa, espalda escotada enmarcada con encajes y grandes volantes que se movían muy bonito al bailar, bordado en tonos pasteles, y obvio, muy importante: Bolsillos, "para el celular pues amigo". El maquillaje fue muy sobrio y de apariencia sencilla, con toques intensos en los labios a cargo de Micaela Valdez Makeup Artist, un peinado recogido bohemio de Magali Balarezo - Makeup/Hair y complementado con una mantilla de tul a modo de velo que llevo como detalle una corona, regalo de Álvaro a su hermana para que la use el día de su boda años atrás.


Al día siguiente de la boda, admitamos, un poco cansados, aprovechamos que iríamos al valle e hicimos una sesión post boda. Se vistieron de novios nuevamente y así todos bien "chill" pero elegantísimos tomamos rumbo, como todas las fotos son de Javier Falcon, un trabajo increíble con la caída del sol en los campos de #Moray. Un gran fin de fiesta... por ahora.



Continuara....

#ChaufaConTortilla

NOVIAS

"El punto de partida para hacer un vestido de novia es... la novia"

y las mías son las más cheveres, acompañame a conocerlas